Noticias

Rotunda tarde de Ginés Marín en Leganés

08/05/2021

Cortó 3 orejas a su lote de El Parralejo en el regreso de los toros a la Comunidad de Madrid. Un emotivo homenaje al ganadero Pepe Moya, recientemente fallecido.
Ginés Marín se enganchó de manera rotunda a la temporada 2021 en Leganés al pasear tres orejas. Dos faenas de gran clasicismo y toreo, que tuvieron dos comienzos explosivos. El toreo en bandeja. Muletazos largos, templados y llenos de encaje.

Dos orejas paseó Ginés Marín tras cuajar una gran faena al tercero, un toro bueno y noble, pero que embistió mejor con inercias y al que le faltó un punto más de casta para aguantar mayor metraje de muletazos en las series. Restó importancia el extremeño a dicho defecto y aprovechó las embestidas del astado imprimiendo gusto y temple desde el comienzo de la faena de muleta con una series de derechazos muy encajados con las dos rodillas en tierra que ya levantaron al tendido de Leganés. Prosiguió dando distancia y tiempo, para después cuajar reunidas series con muletazos largos y muy templados. Algunos de ellos fueron al ralentí. Remató su gran actuación con varias bernadinas cambiando el viaje del astado. Dejó una gran estocada.

Bajo y armónico fue el sexto, al que Ginés Marín trazó un recibo de capa a la verónica. El extremeño comenzó de manera soberbia su faena con muletazos la rodilla en tierra que levantaron a los tendidos. Tras ese rotundo comienzo, vinieron varias series sobre la mano diestra de gran trazo y expresión, llevando la embestida cosida y acompaña con la cintura. Cuando el astado perdió fuelle, Ginés Marín se metió más en la distancia corta aunque siguió toreando de su manera más clásica. Dejó una estocada con gran rectitud y templanza y paseó otra oreja.

Fotografías